Los Pinos: de mansión presidencial a museo público

PICT0816

La Residencia oficial de Los Pinos fue, durante varias décadas, la residencia oficial de todos aquellos que ostentaron el cargo de mandatario de México, siendo su primer ocupante el presidente Lázaro Cárdenas; quien realizara, por el año de 1938, la expropiación de todas las industrias petroleras extranjeras afincadas en el país. Con el paso de los años, cada ejecutivo mandó edificar construcciones anexas más acordes con sus gustos particulares, así como se fueron añadiendo zonas de jardines, helipuertos, cabañas, mini cancha de fútbol, piscina…¡y hasta un bunker! De todo el complejo, que abarca varias hectáreas, la residencia principal es la denominada Miguel Alemán; denominada así por haber sido construida bajo el mandato de tal presidente, y es la que pueden apreciar en la fotografía de la parte superior.

PICT0820
Oficina principal del Presidente. 

Al tratarse de una inmueble donde moraban los presidentes y sus familias, el libre acceso a dicho lugar estaba más que restringido para la clase popular; siendo los únicos que podían ingresar a ella el gabinete ejecutivo, la alta jerarquía política nacional y algunos invitados especiales. Todo ello cambió a la llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador, quien decidió no ocupar tan emblemático inmueble y convertirlo, en su lugar, en un museo abierto al público, ofreciendo al ciudadano promedio una experiencia que, en otras décadas, hubiera sido inimaginable.

A un año de su transformación en espacio abierto, en Los Pinos se han llevado a cabo

PICT0825
Escalinatas principales del edificio Miguel Alemán

varios eventos de naturaleza diversa, como conciertos y exposiciones culturales y subastas de bienes incautados al crimen organizado. Muchos han comparado la apertura al público de dicho recinto tan emblemático dentro de la historia mexicana con las de otros sitios de gran trascendencia, como el célebre Palacio de Versalles en Francia o la legendaria Ciudad Prohibida en China. Si les interesa visitarlo, está ubicado en la Ciudad de México, cerca del Bosque de Chapultepec, y abre de lunes a domingo de 9 de la mañana a seis de la tarde.

Alfombra monumental en el Zócalo de la CDMX

Los artistas tapeteros de la Octava Noche, procedentes de Uriangato, se hicieron más que presentes en el centro de la capital del país; gracias a esta mega obra de arte plasmada en la plancha del Zócalo, siendo de las más grandes construidas en la nación. Elaborada el día 7 de este mes, se exhibió hasta el pasado 12 de febrero, y muestra el enorme talento de la gente  de mi ciudad. Para más informes, vean el video.

Christopher Tolkien: El guardián de un legado

EObCs8hXkAIu8zv

El 16 de enero de este año, la vida de Christopher Tolkien llegó a su fin, a la longeva edad de 95 años. Él fue el tercero de los cuatro hijos procreados por el célebre autor J.R.R. Tolkien y su esposa Edith; y también sería el que, al cabo de los años, se convertiría en el mayor difusor y protector de la memoria y obra de su padre; logrando no sólo que las nuevas generaciones llegaran a conocerla, sino también manteniéndola vigente a lo largo de las décadas con la publicación de nuevos e inéditos trabajos literarios.

Desde temprana edad, Christopher (nombrado así en honor a un amigo de juventud de su progenitor), fue el que mostró más curiosidad por aquellas narraciones y poemas que John Ronald redactaba en la intimidad de su casa. De hecho, una anécdota muy difundida cuenta que, empezando a escribir lo que ahora conocemos como El hobbit, el niño le señaló a su papá una serie de inconsistencias en el vestuario de dos personajes. Conforme el tiempo pasó, el interés de aquel muchacho por aquella tierra imaginaria no menguó, llegando a leer varios fragmentos de los relatos aún sin terminar de la Tierra Media; lo que sería de gran ayuda al momento de compilar y ensamblar todo el material inédito que Tolkien dejó al fallecer en 1973. Con todo ello, se publicaría, a manera de homenaje póstumo, El Silmarillion, una especie de historia universal de todo ese mundo de fantasía.

Pero la labor del hijo del también académico de Oxford no finalizaría ahí. Muchos escritos continuarían descubriéndose con el trascurrir de los años, así como también versiones antiguas de novelas y relatos ya publicados, lo que valdría la salida al mercado de textos como El libro de los cuentos perdidos y Cuentos inconclusos de la Tierra Media y Númenor. También se publicaron varios ensayos, conferencias y traducciones que el profesor Tolkien realizara sobre los mitos y leyendas nórdicas de la Antigüedad y Medievo; como fue el caso de Beowulf (historia que lo apasionaba sobremanera), La caída de Arturo y La leyenda de Sigurd y Gudrun. Mención aparte merecen los libros sobre gramática y pronunciación de los idiomas que Tolkien inventó, así como las compilaciones de dibujos que el autor llegó a elaborar para ilustrar pasajes de sus historias.

Como presidente de la Tolkien Society hasta hace poco, Christopher se encargó de proteger todo aquello por lo que su progenitor había vivido y trabajado durante su existencia; lo que le hizo adoptar posturas un tanto inflexibles y le generó no pocas polémicas. Siempre expresó su rechazo a que se realizaran adaptaciones cinematográficas de las obras de su padre, y nunca vio con buenos ojos las aclamadas películas de El señor de los Anillos; cosa que le causaría conflictos con su propio hijo Simon, quien sí apoyaba la filmación de tales cintas. En los últimos años, y ya mermado por la edad, Christopher se iría retirando del ojo público paulatinamente, no sin antes cumplir una última misión: el lanzamiento de La historia de Beren y Luthien y La caída de Gondolin, libros que narran modo más detallado dos de los cuentos más trascendentes contenidos en El silmarillion.

 

El fallecimiento de este personaje supone una triste pérdida para la comunidad literaria; pues gracias a él pudimos conocer más, mucho más de aquella Tierra Media que tanto nos fascinó; historias que tristemente hubieran quedado perdidas para siempre de no ser porque Christopher las rescató del olvido y llevó a cabo lo que su padre hubiera deseado: compartirlas con la humanidad. Es por tal razón que le estamos infinita y eternamente agradecidos y esperamos que tenga un tranquilo viaje rumbo a las Tierras Imperecederas para reencontrarse con su querido progenitor.

Acróstico 37

IMG0544A-retocada

Un lugar donde el sol se pone levantado

Rincón de múltiples herencias culturales,

Inconfundiblemente ricas y variadas.

Al sur del estado de Guanajuato, pegado al

Norte de Michoacán, puedes encontrarlo.

Grandes sorpresas te puedes llevar si te

Animas a conocer sus historias, comprar sus

Textiles o simplemente caminar por sus calles.

Otros lo imitarán, mas ninguno lo igualará.