No another languages allowed (primera parte)

20110526205927-bases-militares-eeuu

Fue una simple ocurrencia de los gringos. Les pareció que sería buena idea convertir, de manera extraoficial, su idioma en una especie de lengua “universal”, que todo el mundo pudiera hablar sin restricciones ni problemáticas surgidas por los malentendidos de la comunicación entre distintas lenguas.Muchos se opusieron, pues tal medida enmascaraba la visión déspota de los estadounidenses ante la diversidad cultural de todo el mundo y su idea de colonialismo global. Por alguna maldita razón, la sugerencia fue aceptada y adoptada en varios países aliados de los gringos, principalmente los angloparlantes. Pronto los españoles, italianos, portugueses y franceses  se vieron “sugeridos” (por no decir forzados) a dialogar en inglés fluidamente en público, para mostrar una idea falsa de apertura ante los pedantes turistas de EUA, aunque en privado seguían hablando sus idiomas maternos, y se hallaban renuentes a tener que aprender y hablar la lengua inglesa, pues postulaban que cada quién era libre de utilizar el lenguaje que deseara, y no nada más porque los “poderosos” estadounidenses quisieran ahorrarse la “molestia” de aprender las hablas locales. La ONU, cuyos idiomas de trabajo oficiales, en aquél entonces, eran inglés y francés, pronto dictaminaron que usarían únicamente el inglés para su uso administrativo. Además, aparte de todo, el gobierno de los Estados Unidos comenzó a volverse más influyente en todo el mundo, y en su arrogancia, el presidente George Tyrone McAllister Bush (nieto de George W. Bush), decretó que el emplear otro lenguaje que no fuera el de su nación era una enorme ofensa diplomática, merecedora de ser considerada como declarativa de guerra para quienes no hablaran inglés. Como nadie deseaba meterse en líos con la enorme potencia militar y política que representaban los EUA, inmediatamente todos los países incluyeron en sus sistemas educativos la enseñanza del inglés, desplazando materias otrora elementales como historia y geografía nacional, así como ortografía y gramática de las lenguas locales. Ni siquiera la entonces altiva China ni las naciones africanas del tercer mundo se salvaron de tal política; así el mandarían quedó desterrado al olvido, muy en contra del gobierno; mientras que los dialectos nativos de África quedaron, incluso, desclasificados oficialmente como lenguas y fueron catalogadas como “deformaciones de idiomas insignificantes”. Para el 2050, el idioma oficial de todo el mundo, sin excepción, era el inglés.

Yo nací para cuando el dominio anglófono  era total. Me vi obligada a aprender inglés antes que español, la lengua madre de mis antepasados. Empero, y aunque dominaba satisfactoriamente el idioma de los ahora más altaneros y desdeñosos gringos, mis padres me enseñaron a hablar, leer y escribir en la lengua española, y la practicaba en lo más privado de nuestras conversaciones cotidianas, pues el pronunciarla abiertamente era ilegal y ameritaba multas o algunos días de cárcel, dependiendo de la “gravedad” de la infracción (o lo que es lo mismo, cuántas palabras u oraciones en otra lengua hubieras dicho). En mi corazón y mente se desarrollaron, a la par que las clases clandestinas de gramática y ortografía de aquella lengua romance, un espíritu de rebeldía y ansia de libertad cuyo principal objetivo a alcanzar era el poder hablar libremente mi idioma sin temor a ser reprendida ni castigada por el todopoderoso “Mando Mundial”, organismo gubernamental títere de los gringos y sus lacayos. Anhelé, con el transcurrir del tiempo y en lo más hondo de mí, que no lo solo yo, sino todas las personas del mundo hablaran las lenguas que ellos quisieran hablar, y que el inglés fuera una opción, no una obligación. Mi sueño, empero, parecía como la utopía más inalcanzable.

Un día, salí a la calle a comprar comida al mercado. Tuve que hacer las compras utilizando como lenguaje el inglés, y mientras esperaba en la cola escuchaba a los demás hablando ese mismo idioma, monotonizando aún más el ambiente que me hastiaba cada vez en mayor medida. En el momento en que meditaba en lo mucho que me gustaría oír unas escasas palabras en español, se colaron en la fila un prepotente matrimonio de estadounidense que me era bien conocido. Les reclamé por su descortesía y ellos, en su pedante tono angloparlante, me respondieron con una sarta de insultos clasistas y racistas, lo que me enfureció. Los escuché llamarme “idiot beaner” (frijolera idiota) y “you and your Brown people are nothing. We are much better than you in all the ways, assholes” (tú y tu pueblo no son nada. Somos mucho mejores que ustedes, pendejos). Tal cosa me enfureció demasiado, como ninguna cosa lo había hecho en toda mi existencia, y comencé a responder a sus improperios: les dije que no eran más que unos fanfarrones y megalómanos represores, que pretendían unificar dentro de su idioma todas las culturas bajo el absurdo concepto de “identidad universal” sólo para someter al resto del mundo y encubrir la carencia de su propia, vacua y sin sentido cultura. Que ellos no eran más que basura prepotente que debía ser eliminada para que el planeta fuera un lugar mejor y se respirara un ambiente de verdadera libertad. Mis airadas palabras, aunado al hecho de que las pronuncié en español, ocasionó el que fuera detenida al instante por la policía y encarcelada bajo los cargos de alteración del orden público e incitación a actos subversivos en contra del gobierno, este último “delito” tremendamente penado y sancionado por el nuevo régimen, para el cuál no había fianza ni condena “leve”. Al contemplar mi situación, creí que ya no había ninguna esperanza para mí…hasta que ocurrió algo inimaginable…

(continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s