Sobre los Óscar y el orgullo patriótico mexicano

Alejandro-G-Inarritu-02

El pasado 16 de enero de este año la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood anunció los nominados al mayor premio cinematográfico de la actualidad: el Óscar. En México, el anuncio de que la cinta El renacido (The revenant) había obtenido la impresionante cantidad de 12 nominaciones, fue promocionado con un tremendo entusiasmo por todos los medios de comunicación; ya que el director de tal film no era otro que Alejandro González Iñarritu, un compatriota que el año anterior había figurado en esos mismos galardones, al coronarse él y su cinta Birdman como Mejor Director y Mejor Película, respectivamente. Obvio está que, ante la noticia de que podría repetir el premio, la gente se sentirá más que eufórica y orgullosa ante los logros de un querido connacional que representa con mucha dignidad a nuestra patria en el extranjero.

Sin embargo, hay un tema un tanto espinoso que es casi tabú en mi país, y el cuál abordaré en estas líneas. Para empezar, no diré que Iñarritu es un director mediocre y creador de filmes pusilánimes (y eso que varias de sus obras me han dejado un muy mal sabor de boca), pero tampoco afirmaré, como han pregonado varios personajes en los últimos meses, que es el mejor director de México, ni tampoco de los mejores del mundo. El problema consiste en que, al ser un realizador de relativo éxito dentro de una industria extranjera con un alto índice de competitividad (como lo es el cine hollywoodense), el siempre presente orgullo patriótico del mexicano lo hará aclamar  y exaltar los triunfos de cualquiera de “los suyos”, sin importar el rubro en el que se haya dado y sin importar si en realidad es tan trascendente como para merecer más de mil reconocimientos. En este caso, lo que importa para muchos es la victoria en medios internacionales de nuestro querido “negro” Iñarritu, aún cuando la calidad de sus cintas no sea tan excelente y magistral como argumentan tan cansinamente, sino que sólo se tratan de filmes bien forjados con temática interesante, pero nada que sobrepase lo “extraordinario”.

En realidad, tal fenómeno no es exclusivo de México. Cualquier patria que tenga un ejemplo heroico de superación personal, o que encarne los valores tradicionales de una cultura, se convertirá en el ídolo popular que generará ilusiones y esperanzas, y cuyos resultados, sin importar cuáles sean, llenarán de orgullo a miles o a millones. Sin embargo, no se debe permitir que la jactancia nuble nuestros criterios, pues no porque admiremos a alguien a raíz de sus progresos, se debe de admitir sus limitaciones en ciertas ramas, pues hacerlo es estar dentro de una constante adulación nociva. Sin embargo, y en mi particular caso, comentar que ciertas películas ganadoras del óscar y dirigidas por mexicanas no son tan “brillantes” como se alega, me ha traído una lluvia de críticas (cuando bien me va), y de insultos y mentadas maternas (cuando peor me va), en las que la injuria que más he recibido es la de “estúpida malinchista”. Créanme que no soy malinchista, pero en una nación en la que especificar que no todo lo que tus compatriotas hacen es “perfecto”, entonces eres automáticamente catalogada como tal, y no tengo más remedio que cargar con dicho epíteto conmigo.

En fin, el próximo 28 de febrero se verá si Iñarritu repite su hazaña de hacerse de otro galardón dorado, o si su film llegará incluso a convertirse en uno de los más “oscareados” de la Historia (como lo desean los más ilusionados en sus sueños más salvajes). Mientras tanto, el peso se debilita frente al dólar, la mezcla de petróleo mexicano ya ha caído a niveles inauditos y la inseguridad sigue aumentando en ciertas regiones, pero ¿a quién le importa si un mexicano se puede ganar otro Óscar? ¡Sí, eso sí es “importante”! ¡Viva México!

Anuncios

Un comentario en “Sobre los Óscar y el orgullo patriótico mexicano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s